Blogia
Con Sal en los Labios

PMS or Sense and Sensibility (SPM ó Sentido y Sensibilidad)

PMS or Sense and Sensibility  (SPM ó Sentido y Sensibilidad)

"Sense and Sensibility" este título de una vieja película lo he tenido toda la mañana en la cabeza dándome vueltas, por una situación en especial, y lo he relacionado con el SPM y con esas diferencias entre nosotras  y ellos, los pobres hombres... (al menos en este caso).

Qué es lo que nos pasa a las mujeres específicamente, durante "esos días"? Porqué nos ponemos con tantísima sensibilidad, algunas otras con tanto odio hacia los hombres que no pueden ni verlos, otras con mal humor, unas perdemos el apetito, otras comen como si la comida se fuera a acabar...? En fin, en qué influye tanto cambio hormonal en nosotras...? Y por supuesto, porqué los hombres por más entendidos en la materia, no nos comprenden, al menos no del todo...? 

Es curioso como en esos días nos ponemos tan diferentes, tan extrañas, que actuamos de maneras que ni nosotras mismas reconocemos como propias. Es conocido que los hombres y las mujeres utilizamos hemisferios diferentes de nuestro cerebro, y si tomamos en cuenta las funciones que realiza cada hemisferio notamos realmente el porqué somos tan diferentes, y porqué para ellos es tan difícil muchas veces comprender esos "episodios extraños" que pasamos nosotras. Aunque algunos pocos utilizan ambas partes del cerebro, los hombres utilizan el hemisferio izquierdo que se encarga de el pensamiento creativo, imágenes, emociones y otros; y nosotras el hemisferio derecho que se encarga del pensamiento lógico, el lenguage, el análisis... Seguro por eso somos más complicadas, o ellos menos complicados. Ellos recuerdan más las emociones intensas, y nosotras evaluamos más las experiencias emocionales. Por eso somos tan diferentes, y nos cuesta entendernos.

Desde niños actuamos diferente, según ejemplos de el libro "La inteligencia emocional del niño" de Daniel Goleman, si un grupo de niñas está jugando y a una de ellas le pasa algo malo, todas detienen el juego, hasta la que no se siente bien se sienta mejor; pero los niños en cambio, si están jugando y a alguno le sucede algo feo, esperan un momento a que el que se siente mal se retire del juego para ellos continuar... Las madres nos educan desde niñas a ser sutiles, dulces, sensibles, mientras que los padres enseñan a sus hijos, a ser "machos" usando frases como "los hombres no lloran"...

Por ende, desde niños tenemos diferentes perspectivas de la sensibilidad, de la manera correcta de actuar, etc... Entonces ese es el motivo por el cual para ellos -los hombres- es tan difícil comprender lo complicadas que nos ponemos en "esos días". Y es que hay que reconocerlo... Nos ponemos sensibles, coléricas, estresadas, delicadas, e incluso necias... No entiendo porqué le dicen "SPM" Síndrome Pre- Menstrual, si lo único "pre" es muchas veces el dolor, pero el "síndrome" nos dura todos los días, entonces debería ser "SM" Síndrome Menstrual, así simple y sencillo, un síndrome menstrual de cada día de ese período...

Pobres, nosotras por las consecuencias y el dolor, y los hombres, por la vida de cuadritos que les damos esos días, en los que su frase más sincera como hace una hora me han dicho a mí es: "o.k. digamos que te entiendo", y casi me derrito, y ahí mismo me dí cuenta de lo que les hacemos vivir... Claro, porque nosotras en estos días necesitamos más, de todo, simplemente más, atención, cariño, y sobre todo paciencia...

Sense and sensibility... Sí, eso es; perdemos el "sentido" y tenemos demasiada "sensibilidad".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Lunera -

Muy bueno, me ha encantado, y la frase final a hecho que esta noche triste (provablemente del SPM)me eche una carcajada. gracias.besos. Ana

fuzzy -

Me confieso sufridora del sindrome; pero es curioso como nosotras, siendo conscientes de él, lo aminoramos, ya sea con antiinflamatorios, con ginseng, o lo que sea.
La diferencias hombre-mujer, creo que las habrá siempre, y también creo que no tienen porque ser negativas.

un beso

amaltea -

Nunca nadie, con tan pocas palabras, ha descrito tan bien, como me siento yo en el SPM.

Pierdo el "sentido" y tengo demasiada "sensibilidad".

¿Cómo pueden las hormonas hacer que nos pongamos tan tristes, tan histéricas, tan irracionales, en fin "tan bordes"?.

Un abrazo para todos.

pierre -

me gusto el ejemplo del tema del juego...como actuan por un lado, los hombres y por otro las mujeres..cuando le pasa algo malo a alguien.

y es verdad, es asi..


Nicolás -

En España, hace treinta años, era rarísima la escuela que tenía lo que entonces se llamaba "coeducación", esto es, niños y niñas en la misma clase, incluso en la misma escuela. Y hace treinta años que sucede lo contrario, es prácticamente imposible que hay en España una escuela donde no haya niños y niñas. La experiencia demuestra, y cualquier maestra lo puede corroborar, ¡que niños y niñas son distintos desde la más tierna infancia! De entrada no juegan entre ellos y permanecen en grupos separados durante toda su educación. Las feministias siempre habían mantenido la hipótesis de que las diferencias entre los sexos eran en buena parte debida a la distinta y segregatoria educación que recibían niños y niñas. Pues bien, ahora sabemos que somos "naturalmente" distintos, ¡pues me alegro, me gustan las mujeres tal como son!
P.D. te debo una, lo recuerdo :-)

Trini -

Hace tiempo qur leí esta novela y me gustó mucho. En cuanto a la sensibilidad la tenemos desbordada y los sentidos para colmo bien despiertos cosa que no casa...
PD: Te he enviado un e-mail y me lo ha devuelto al parecer no existe o eso dice.

Besos muchos y si puedes y quieres me envias la dirección porfa.

Trini -

Te he enviado este correo al e-mail que me dejaste pero me lo han devuelto. Aquí te lo dejo y ahora leo tu post.
Sabes? hubo un tiempo en que mi hija me "prohibió" oír cierta emisora de radio. En ella se emitian canciones tristes y románticas que para más INRI eran de mi época...

Por entonces yo pasaba 6 días del mes en la cama y en mi duermevela dentro del malestar escuchaba esa emisora y no podía parar de llorar. Hasta que mi hija en cuanto la escuchaba, entraba en mi habitación y la apagaba.

Te cuento esto porque eso voy a tener que hacer contigo "prohibirte" la entrada a mi Blog pues, suelo escribir poemas trsites que a ti te entristecen en demasía y no quiero que estás triste, no quiero ser la culpable de que tus recuerdos tristes afloren.

Te envío ánimos y un abrazo muy fuerte de corazón de amiga y ýa sabes donde estoy por si me necesitas.



Maldito Duende -

Me disculpa esl sincericidio...? No vengho con tiempo por cuestiones laborales, no he leído el post. A la noche lo hago sin falta pero quería dejarle un BESO ENORMEE
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres