Blogia
Con Sal en los Labios

Libres o rehenes de nuestro pensamiento?

Libres o rehenes de nuestro pensamiento?

La calidad de lo que piensas determina la calidad de tu vida. Si quieres vivir la vida al máximo, cuida de tus pensamientos como cuidarías tus más preciadas posesiones. Esfuérzate por eliminar toda turbulencia interna. Tómate tiempo para reflexionar. Decir que no tienes tiempo para mejorar tus pensamientos es como decir que no tienes tiempo para echar gasolina porque estás demasiado ocupado conduciendo.”  Robin S. Sharma.

He leído en un libro que una persona tiene cada día alrededor de 60.000 pensamientos y lo más impresionante es que casi el 99 % son los mismos cada día!!!

Todos cambiamos con el tiempo, crecemos en edad, en experiencias, en aptitudes, cambia nuestro temperamento, nuestra manera de ver la vida, crecen nuestras expectativas hacia determinadas cosas, aumenta nuestro conocimiento y vocabulario, y en fin, el mundo se expande ante nuestros ojos, y a nuestro alrededor… O al menos eso nos parece…

Y entonces me pregunto: cómo es posible que realmente nuestra mente sea tan empobrecida y nuestros pensamientos tan limitados? Será positivamente cierto que pensemos en un 99% lo mismo cada día?

Vamos a ver: cada mañana yo me despierto por el timbre del reloj y pienso: “qué pereza levantarse con este frío y aún de noche” (porque madrugo mucho), luego que me pongo a pensar qué me voy a poner, luego que si me deja el auto bus, que si hay mucho tráfico, que si llego bien o llego tarde al trabajo, que porqué hay gente que no trabaja, que qué habrá de almuerzo en la cafetería, que la tarde es muy larga, que el día está muy lindo, que debo ir al gimnasio, que si tengo sueño, que si debo llamar a alguien, que si debo ir al supermercado a comprar algo, etc…

Cómo es que pensamos tantas cosas iguales todos los días? Y lo peor es que si tenemos una mala idea un poco negativa rondando nuestra mente, esa se queda ahí por varios días, dando vueltas de un lado al otro, sin dejarnos en paz; osea, podemos llegar a tener 1.000 pensamientos iguales sobre esa cosa negativa que está en nuestra mente. Como un mal hábito que nos cuesta quitarnos de encima…

En lugar de pensar, cada día cosas diferentes, y crecer así interiormente, nos limitamos a que nuestra mente camine en un círculo cerrado, donde algunas veces por arte de magia, sucede alguna situación que nos da motivos para pensar algo diferente, de vez en vez…

Si comenzamos una nueva relación, somos prisioneros de todo aquello que ya vivimos, y nos convertimos en rehenes de nuestros propios temores; si estamos viviendo una situación difícil económica o familiar nos encerramos en el problema y en lugar de buscar soluciones efectivas, nos traemos al pensamiento las mismas soluciones de siempre, aunque puede que no nos hayan dado resultado en el pasado… Si tuvimos una infancia difícil, seguimos la vida con esos “dolores” por dentro, y muchas veces eso no nos deja vivir bien, y nos causa más dolor, y a pesar de eso no lo queremos dejar en el pasado. Y  otras veces nos preocupamos días enteros por cosas sin sentido ni significado real en nuestra existencia, como si alguien de la calle nos gritó un improperio, o si llovió y no veníamos vestidos para “ese clima”, etc…

Así bloqueamos cada pensamiento nuevo y quizás positivo, con otros pensamientos que ya hemos pensado más de una vez, y que nos han resultado beneficiosos para NADA… Será que así administramos nuestro tiempo, nuestras horas, nuestras metas, nuestra vida?

El otro dٕía me han dicho “nuestra mente es nuestro peor enemigo”  y creo que tenían razón. Gastamos la vida misma en sumergirnos en pensmientos inútiles, incoherentes muchas veces, en pensar mil veces una cosa, que no tiene sentido o que simplemente nos quita la paz, y que nos limita para pensar en otras cosas, en ponernos nuevas metas, abrir nuestra mente, pensar positivamente, etc… Realmente menospreciamos el poder de nuestra mente, y de todo lo que ella nos puede traer o quitar desde la tristeza hasta la alegría…

Si somos conscientes tal vez podemos mejorar nuestra calidad de pensamiento, y determinar qué pensar, y así incluso mejorar nuestra forma de vida. Yo misma -lo reconozco- lamentablemente soy una de esas personas que mucahs veces, se enfrasca en los mismos pensamientos, hasta que me canso,  me doy por vencida ante tanta necedad… Veo en una cosa, muchas cosas, y le doy una importancia demasiado grande a cosas que no la tienen, y eso empobrece mi vida, y enferma mi corazón. Además de quitarme claridez mental, y angostar mi perspectiva de las cosas.

La vida nos va cambiando, y con los años nuestras ideas se ven nubladas por las experiencias, y entonces cometemos el error -por no decirle pecado-, de juzgar cada situación de la misma manera que aquella que nos causó dolor o que no nos fue grata, o al contrario que nos llenó de gozo; y si al final no obtenemos el mismo resultado, nos decepcionamos mucho, sin ver que tuvimos en nuestra imaginación millones de opciones y nos limitamos solamente a unas pocas. Y hasta yo misma me impresiono al escribirlo, al sacar de mis adentros semejante verdad.

De adultos, intentamos tanto actuar como se supone que debemos hacerlo, o como los demás –se supone- esperan que lo hagamos, que perdemos mucho, incluso nuestro propio sentido del juicio, y caemos en situaciones en las que limitamos nuestra mente a ver las cosas como los demás las ven. Y lo peor es que cuando nos centramos en esos pensamientos ya sean propios o ajenos de ver la vida de solamente una manera, no solamente nos limitamos, sino que nos estancamos en un momento, lugar, situación o tiempo, sin ir hacia adelante. No enseñamos a nuestro cerebro a pensar bien, a ver lo bueno y lo malo, a sacar mejores conclusiones, a ser un poco más positivo, como cuando éramos niños y el mundo era enorme para nosotros y  era todo un “mundo por descubrir”, mundo que ahora, muchas veces caemos en el error de creer que ya conocemos. (Qué irónico, y siendo muchas veces tan ignorantes como lo somos, sin tener nada más que las migajas de “conocimiento” que tenemos).

Winston Churchill dijo que "el precio de la grandeza es la responsabilidad sobre cada uno de tus pensamientos…"

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

14 comentarios

Brisa -

Pero.. te das cuenta? hemos avanzado, gracias a lo que has compartido, probablemente muchos de nosotros seeremos más conscientes de lo que pensamos, yo también he tenido esos pensamientos, creo que somos lo que pensamos... Un besito.

Roberto -

interesantes pensamientos
saludos
robert

Veronica -

Sería buenísimo tomar conciencia. Y estaría genial aprender a utilizar un poco más de la capacidad de nuestra mente para cosas buenas, claro está.

Un abrazo

Bohemia -

que interesante ha sido leerte hoy, me ha impactado mucho eso de que los pensamientos a diario sean los mismos...

aminuscula -

Hermoso y sabio monólogo interior. La conciencia es el primer paso, la acción el segundo, y en nuestras manos está.

Un beso

manuel h -

joder, pues a mí me parece lógico que si hemos de llegar a 60000 pensamientos diarios, tengan que ser repetidos. ¡No pueden quedar muchos más!!

almena -

uffff
y si fuéramos capaces de tener siempre presente el inmenso poder de nuestra mente, intentaríamos no tener más que pensamientos positivos y creativos.
Pero no... nos dejamos envolver por esos pensamientos recurrentes e improductivos...
Muy interesante.

Un abrazo!

darkengel11 -

q fuerte!!! me ha impresionado lo de que el 99% son los mismos cada dia...la verdad es tiene razon porque ahora que lo pienso casi siempre pienso en casi lo mismo durante el dia xD
Besotes!!!

GUADALUPE -

Quiza lo importante es \"hacer conciencia\" no ir por la vida en \"piloto automatico\" habra momentos en que los pensamientos rutinarios nos envuelvan pero de a poco iremos aprendiendo a ver con ojos nuevos cada dia ...
BESO CONCIENTE

ideas -

La idea de mi saga de artículos nació mientras leía un libro, que comenzaba así "nacemos y empezamos a aburrirnos", despues alguien me sugirio que escribiese sobre otro par de verbos, y encontré en esa manera de expresarme, una manera de reflexionar sobre las cosas que considero importantes. Una manera de ver las cosas desde la distancia, pero con las sensaciones a flor de piel. Tu articulo de hoy, hace reflexionar, repasar nuestro día a día y evaluar nuestra manera de ser y comportarnos. Muy interesante!

Trini -

Puede que tengas razón, casi siempre pensamos lo mismo, pero yo creo que es porque eso es lo que nos rodea, si vives en la Tierra es difícil que pienses en la vida en la Luna. Por otro lado está lo de la negatividad, antes me pasaba días dando vueltas al mismo problema, tantas le daba que por regla general se cumplia. Ahora cuando me obceco en alguna cuestión, me hablo a mi misma y me digo - Venga Trini deja ya de pensar, prohibido pensar en eso, no pasará, no pasará... Y automáticamente me voy a otro sitio de la mente. Creo firmemente en el poder de la mente por eso a veces cierro y me voy a otro lado...
Besos muchos
PD:Anoto la dirección de e-mail

Nicolás -

Lo dices tú y lo dice Churchill: el beneficio de aferrarse a "los pensamientos de siempre", todavía más si son ajenos, es liberarse de la responsabilidad, no arriesgar, la seguridad. A medida quie me voy acercando a los cuarenta me voy dando cuenta de que la auténtica liberación es dejar de ser la persona que "creía", que "creo" (pensamientos recurrentes y rutinarios) que soy y atreverme a ser yo mismo, esto es, dejarme llevar y arriesgar. Supongo que para la gente de mi edad ésa es la diferencia entre seguir viviendo o entre enterrarte en vida y llevar una vida gris esperando a que llegue el final :-)

Corazón... -

Hola :)

Un post interesante como siempre. ¿Sabes? no lo había visto así. Por ejemplo ahora mismo estoy haciendo un pequeño analisis de lo que pienso todos los días y sinceramente creo que lo que pensé ayer hoy se me olvidó :( con esto quiero decir que hoy hago planes, mañana ya ni me acuerdo. Hoy pienso mucho en lo difícil de la vida, mañana pienso que es maravillosa, en fin... Cómo dice Una Mirada, se hace curioso sobre que han basado ese conteo :)
Y sí dices algo bien cierto e interesante. Nuestra mente es nuestra peor enemiga, nos hace prisioneros en la libertad :(

Un beso!

;o)

Una mirada... -

Siento curiosidad por conocer cómo se ha realizado el conteo de las reflexiones humanas para llegar a ese 99% de pensamientos repetidos.

Saludos cordiales.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres