Blogia
Con Sal en los Labios

La agresión a la mujer

La agresión a la mujer

"Voy a volverme como el fuego, voy a quemar tus puños de acero,
y del morado de mis mejillas sacaré el valor para cobrarme las heridas.

Malo, malo, malo eres, no se daña a quien se quiere no,
tonto, tonto, tonto eres, no te pienses mejor que las mujeres..."  Canción de BB

Mes Octubre, año 1996... -mi historia-

Era un viernes 4 de octubre, frío, lleno de gente, en un bar de San Ramón en mi país. Salía del trabajo, y decidimos ir a comer a un bar cercano "Secretos", mientras transcurría el tiempo, se sentó una joven a acompañarnos, la charla iba y venía, (entre ellos dos), no prestaba atención, y ya sentía cierto temor por lo que había sucedido hacía algunas semanas; pero estaba ahí.

La conversación de pronto se detuvo para que resonara un comentario fuerte: "prefiero tener las z*rras que he tenido de novias y no una santulona como esta, que no sirve para nada..." La reacción, la obvia: un escalofrío que terminaba en un temor horroroso. Siguió la noche y al finalizar la charla a causa de un ataque de celos de él, nos marchamos.

Al llegar al lugar donde trabajaba para recoger mi bolso pasó lo peor: cerró la puerta del local, vino tras de mí, y sí, esa persona con quien llevaba mád de un año de relación, ese que supuestamente me quería, enloqueció... 10 años después aún al recordarlo siento algo comprimido en el pecho, entre terror y horror, y salen lágrimas de mi alma, no sé si son de dolor, si son de impotencia, de decepción, o de qué, pero son de esas que duelen tanto que no se han podido secar.

Se siente tan horroroso, alguien fuerte, tú débil, una chica de 19 años, su pareja de 25, el silencio, y únicamente en el aire, el sonido de unos puños volando hacia un rostro lleno de miedo, con una fuerza que no sabría aún explicar, pegando sin piedad a alguien que aún no entiende el porqué de los golpes, de la fuerza, del dolor. Recuerdo el sonido de mi rostro al recibir cada puño, el grito mudo de mi cuerpo que no podía parar de llorar, el horror en la piel de no saber en qué manera iba a terminar aquella noche, y la cara, su cara de odio, de ira, la cara de un desconocido que solía conocer.

Recuerdo, -con la sensación inclusive-, estar en posición fetal en el suelo, tratando de cubrirme el rostro, recuerdo mientras pateaba fuertemente mi estómago, el dolor que sentía, como si cada órgano dentro mío se desprendiera con cada patada, recuerdo mirarlo fumándose un cigarro mientras yo, acurrucada en el piso, lloraba, sintiéndome derrotada, indefensa, vencida, sola, desamparada. Recuerdo cuando me levantó del brazo para quemarme la cara con su cigarro, lo que  sentí no se los podría transmitir por este medio, ni por ningún otro, el horror, la desesperación de ver mi rostro marcado para siempre, ignorando por falta de capacidad para pensar en un momento así, la cicatriz eterna que ese momento con o sin quemaduras iba a dejar en mi vida.

Caí de rodillas para rogarle que me quemara cualquier parte del cuerpo, pero la cara no; y como un milagro -lo crean o no, parezca ridículo o no, pero así fue-, ví una luz y le imploré en nombre de la Virgencita que ya me dejara por favor, cosa que jamás comprendí, porque jamás le había rezado a la Virgen María, siempre me dirigo en mis oraciones a Dios, pero aún sin entender porqué se lo imploré por ella, no sé si seguramente por ser mujer, algo pasó, y él se fue y me dejó ahí, tirada en el suelo frío de aquel local de videos. Yo salí casi corriendo y tomé el primer taxi que ví, sin notar que estaba ya ocupado, le dije al chofer atacada en lágrimas que por favor me llevara, y el acompañante le dijo que sí, y recuerdo sus caras al verme, y sus primeras palabras: "muchacha no quiere que mejor la llevemos al hospital se ve muy golpeada, se ve muy mal."

Recuerdo cómo me costó recuperarme, en un proceso que duró años de mi vida, y que algunas veces, al ver la coraza tan profunda que tengo al relacionarme, veo que aún no ha terminado. Recuerdo la depresión que sentí, lo que sale de las entrañas gritándote "no tienes dignidad, no vales nada", no sé porqué, pero eso pasa. Recuerdo cuando Fabio Fernández, un señor al que quiero mucho, me al día siguiente, que cada vez que ese  "X%$"=X"  viniera a pedirme disculpas me acordara de lo que iba a ver ahora en el espejo, y recuerdo lo que ví: Ví mi rostro, que antes de ese día era un rostro lleno de ilusiones, de vida y de brillo en los ojos, por la esperanza que significaba vivir, lo ví alejado de mi misma, envejecido, apagado, sin luz, desconocido, y como una paleta de colores lleno de rojos, morados, y algunos tonos entre gris y azul, sin quitarle la inflamación tan grande que mi ojo izquierdo se encontraba casi totalmente cerrado. Estaba desfigurado, no era yo... Además del dolor inmovilizante en mi estómago, que lucía los mismos tonos que mi rostro, y el dolor que sentía emocionalmente, cada vez que tomaba el tratamiento para la hemorragia, la desinflamación, el dolor, etc.

Ha pasado el tiempo, y los dolores sanan, pero las heridas quedan. No sé porqué lo hizo, ni lo quiero saber, no comprendo cómo alguien que es tu pareja puede causarte tanto dolor, y menos aún logro comprender a las mujeres que después de una agresión siguen con su pareja. Pero deben estar tan dañadas ya, que no pueden dejarlos, por los motivos que sea, y no cometamos el horror de juzgarlas, porque no estamos en sus zapatos, ni en el dolor de su alma y de su piel.

Pero comprendo su miedo, el horror que sienten de denunciarlos y que luego las termine de matar, porque yo lo he sentido, comprendo cómo se desvalorizan porque yo lo he vivido, y comprendo cada una de sus lágrimas y de su coraza porque yo las he tenido. Una agresión así no se da de la noche a la mañana, se va creando día tras día, con frases, peticiones, regaños, acciones, hasta que llega a esto...

Un hombre jamás debería tocar a una mujer, si no es para darle una caricia; lo digo yo, a quien un hombre golpeó en diferentes lapsos de tiempo, durante más de una hora y cuarenta minutos una y otra vez.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

38 comentarios

http://consalenloslabios.blogia.com -

Buenas,

Por algún error humano al tratar de copiar para republicar esta historia, se republicó pero desde la original, perdiento así el link a los comentarios, hechos hace más de 9 años, ya que el artículo fue escrito en el 2006. Gracias a quienes han comentado de manera empática una situación que no es mía, es de la humanidad, y es lamentable, no solamente por las mujeres, sino por sus familias, por sus pequeños hijos inocentes, que son quienes terminan siendo más violentados, más víctimas que cualquiera. Debemos erradicar este mal que aqueja a tantos, para sanar nuestros corazones y mantener la inocencia y dulzura de nuestros niños. Les dejo el link del escrito original, no sé cuánto se mantendrá, y los comentarios con su fecha original de publicación.

La agresión a la mujer- Mi Historia.
30 DE OCTUBRE DE 2006 - 17:10 - PAPEL Y PLUMA

http://consalenloslabios.blogia.com/2006/103001-la-agresion-a-la-mujer-mi-historia..php


________________________________________
37 COMENTARIOS

Sonia - 14 de noviembre de 2009 - 06:07

y cuánto hijo de la gran puta hay en este mundo. Irán al infierno algún día o simplemente morirán y punto?
yoh... - 09 de marzo de 2009 - 16:57

que feo se siente eso!
ya a mi me esta pasando!!
pues me hiciste llorar porq se que es verdad!!.....
:'( se siente feo!!.... epero y me puedas responder y ayudarme!
Isabella - 13 de julio de 2008 - 04:05

Sabes, yo no llegue por casualidad. como muchos seres humanos soy una persona agredida y despuès de una fuerte dosis de maldiciones y malas palabras que recibì hace uno tantos minutos, pense en buscar en internet sobre la mujer agredida y encontrè lo que escribiste,
Sabes que te felicito porque tu si tienes coraje, yo no y no es por miedo no se que me pasa, tengo 20 años de oir que me dicen estupida, enferma (porque soy epileptica)lo que no es motivo para que trabaje y ayude en los gastos de mi hogar. Lo peor es que hasta en mi hijo veo signos de agresiòn, Y como no si es lo ùnico que ha visto siempre.

Nunca me ha pegado pero preferiria que lo hiciera y que me lastimara de manera que sea tan visible que tenga ir al hospital y la policia se de cuenta de lo que èl hace conmigo. Estoy tan cansada de esto ya no tengo ganas de seguir adelante,
Te felicito por que tù si vales mucho... chao
yessamyn - 07 de julio de 2008 - 18:08

hola amia al empezar a leer se me estremecio el cuerpo sabes xk yo se k pasar por eso debe de ser muy horrible y cruel porque mi hermana tambien paso por eso pero ella nunca tubo el valor de dejarlo siempre que lo golpiaba ella lo perdonaba yo lo odiaba ami cuñado porque la maltrataba mucho ............ pero k tu fuistes muy valienete y desidida por k lo dejastes ya k esa clase de persona solo ase daño ala sosciedad sabes te admiro mucho espero que superes todoe se trauma ......... nunca lo perdones asi el venga a pedirtelo de rodillas nunca amia te deseo mucha suerte y ya veras k te ira bien bye .........yessamyn
Martha - 24 de febrero de 2008 - 18:24

Me identifico contigo, y se lo que se siente y lo que "duele el alma" con cada golpe ...por que yo tambien lo vivi. Este hombre miserable se sento sobre mi estomago para que no me pudiera mover o defender y me daba muchos golpes en la cara y en la cabeza, fui a medicina legal y me dieron cuatro dias de incapacidad, pienso que hombres como este son cobardes y jamas se enfrentarìan asi a otro hombre.
Estoy de acuerdo con Maria, cualquier mujer ante el primer maltrato verbal o fisico deberia alejarse definitivamente de esa persona. En mi caso este hombre venia de un hogar donde el papa le pegaba a la mama cada que queria y a el se le grabo eso en la mente. Es el tipico costeño machista que no sabe hablar sino que todo lo soluciona con gritos y golpes
lobo - 03 de diciembre de 2006 - 10:49

a mi novia le paso algo parecido, no se si estas casada o tienes pareja actual, pero para una persona que quiere tanto como la quiero a ella, te digo que cada lagrima de dolio en el alma, digo dolio, por que gracias al tiempo y a micho muacho amor la he podido ir sacando de ese abismo donde ella misma se decia puta por que el le decia que a donde fuera asi lo seria, tb es fuerte para la persona que ama, por que lo que estoy esperando es que el caiga en mis manos, aunque de nada serciria por que ya le hizo el daño, pero quiero que sienta en carne viva y colocarselo a ella de rodillas para que le haga lo que mejor le parezca, pero para ustedes las que lo han sufrido, dios con solo imaginarlo se me aguan los ojos, solo espero que consigas a alguien que juntos salgan adelante, dios te bendiga
santiago - 22 de noviembre de 2006 - 19:36

Sinceramente me dejaste sin palabras mujer. Llegar del laburo pensando en los quilombos diarios, abrir tu blog y leer esto. Y ganas de decirte " te entiendo " o algo no sé, como volver a ese momento y poder consolar lo que otros consolaron ya. Pasaste un momento horroroso, ojalá que no se repita nunca, y que saques al menos algo...al menos, como para que no sea tan triste y desgarrador para vos.

Un beso y mucha suerte, disculpe la demora, hubo que releer, jeje :)

suerte!
Maria - 15 de noviembre de 2006 - 19:10

Vaya mi cariño por delante de una pregunta que me surge al leerte: Estoy segura de que ese hijo de su madre presentó antes otros síntomas de su desequilibrio y que tú no hiciste caso a esos avisos, como la gran mayoría de mujeres maltratadas, debiste pensar que era celoso porque te quería, que con el tiempo cambiaría, que nadie es perfecto y todos merecemos una segunda oportunidad. Pero no hay que darle ninguna oportunidad a quien te agrede física, verbal o psicológicamente. ¿Por qué no le mandaste a paseo al primer comentario odioso, al primer grito, a la primera amenaza? No te culpo, ni mucho menos, tú no provocaste la agresión, pero él interpretó que podía hacerlo porque carecías de valor para plantarle cara.
Deseo que esta amarga experiencia te sirva para exigir de los demás todo el respeto que tú te mereces.
Un abrazo de otra maltratada.
juanola - 15 de noviembre de 2006 - 15:21

Hay que ser muy valiente para no volver a mirar a la cara a un hijo de puta semejante.
La vida es para vivirla; para sufrirla hay otro tipo de desgracias naturales que vienen solas, no hay por qué aguantar a un maltratador.

Contarlo y afrontarlo seguro que te ayuda a ti y a otros/as tantos/as con este mismo problema.

Saludos
gotadeagua - 14 de noviembre de 2006 - 23:30

Es increíble como una persona tan especial puede pasar una experiencia como esta... Gracias por abrir tu corazón y por confiar en mí para leerte, lo aprecio de verdad...
Noto que todavía cargas con esa coraza de la que hablas, ahora lo entiendo, pero evita vivir tu vida detrás de ella... date la oportunidad de creer y de confiar de nuevo... Te dejo con algo que escribí días atrás...

*****************************
Esperando su mensaje vivo,
esperando su mensaje intento,
esperando su mensaje duermo,
esperando ese mensaje espero,
que en una vieja botella
cual hija del mar violento,
que parío justo en mi orilla
por culpa de extraños vientos,
se asome sucinto el texto,
que me devuelva los sueños...

Mientras tanto vivo, intento
duermo
y espero... por cuanto tiempo?
*****************************

Piénsalo.
Un beso
Mujer de papel - 14 de noviembre de 2006 - 21:13

Con sal me impresionaste.
Muy doloroso, el momento y los años posteriores, y la coraza con la que seguramente se cuida tu alma desde ese momento en adelante.
Pero esa coraza tiene un tiempo, y comienza a pesar.
Despojate de ella, de a poquito, viendo con atencion que hay gente alrededor que mima las almas de las personas queridas.
Te dejo lo que me pediste para Amaltea, y para vos: gacriscba@hotmail.com
bohemia - 11 de noviembre de 2006 - 16:19

Wow, que fuerte, espero que todo poco a poco hayas logrado superar eso...Te mando abrazos y animos!
Teresa - 10 de noviembre de 2006 - 20:34

He llegado a tu blog por casualidad y me he quedado conmovida por tu sinceridad y por el daño psicológico que te pudo hacer ese malnacido, espero que el contarlo aquí te sirva de catarsis, y puedas ser feliz el resto de tu vida.
A mi el tema de la mujer siempre me ha tocado de cerca y precisamente el 23 de Noviembre inauguro una exposición en Loja, que tiene relación con el día de la mujer maltratada. Te pongo el porqué de este trabajo que me costó varios años.
Mientras tanto un abrazo y todo lo mejor para el resto de tu vida.



El motivo de este trabajo "Esencias de Mujer", son las noticias que a lo largo de varios años estamos oyendo en los diferentes medios de comunicación, acerca de mujeres maltratadas o asesinadas por sus maridos, compañeros, novios...

Con este trabajo yo quiero representar que hoy día aunque la mujer "aparentemente" ha conseguido acceder o conquistar puestos de trabajo que antes le estaban vedados, o entrar a formar parte del gobierno, o tener una independencia y una libertad de las que antes no gozaba, sin embargo la MUJER en el fondo, sigue prisionera de las ideas, estereotipos, creencias, falta de cultura, etc, de buena parte de una sociedad en la que todavía los hombres (a pesar de estar en el siglo XXI) siguen teniendo mayoría en los gobiernos, o en los puestos de responsabilidad de las empresas, o teniendo preferencia para trabajar incluso estando la mujer mejor preparada...

Por eso he escogido frascos de perfumes femeninos cuya lectura puede ser lujo pero también cárcel apenas perceptible por ser estos de cristal. Son objetos bellos pero no dejan de ser pequeñas y ¿cómodas? prisiones para la mujer. Para mí el encerrarlas en ellos viene a significar la dominación, la represión, o la coerción, que la mujer sigue sufriendo hoy día, aunque todo esto sea de una manera solapada, sutil, y disimulada y a veces teniendo aspecto lujoso y aparentemente casi invisible.

En estos frascos vemos mujeres (unas anónimas, otras conocidas) de diversas culturas y diferentes épocas de la historia. Unos representan distintas etapas de la vida de una mujer todas ellas muy significativas, y otros las diferentes consignas que a lo largo de su vida van conformando su actitud ante el mundo.

Este trabajo es un homenaje a todas ellas, en un intento de que tomemos conciencia de nuestro puesto en este planeta y de recordar a todos que somos la otra mitad de la población. TERESA
Hannah - 09 de noviembre de 2006 - 14:10

Poquito a poco me voy reincorporando a la actividad y vengo a agradecerte tu apoyo, cariño y ánimo. Me he encontgrado con tu corazón desgarrado y tu alma sufriente por los golpes de ese machismo brutal que se niega a desaparecer y embrutece y deshumaniza a hombres y a mujeres. Me gustaría tener una escritura balsámica para que al leerla tu, algo se mitigara de ese dolor... Todos y todas deberíamos asumir nuestra responsabilidad y alzar nuestras voces y nuestras fuerzas para acabar con esa lacra.
Un abrazo entrañable de comprensión y afecto.
Hannah
amaltea - 08 de noviembre de 2006 - 09:23

Tu ángel, el que siempre te acompaña, entonces también estuvo allí.

azzura - 06 de noviembre de 2006 - 23:46

Te quiero decir lo mismo que dije en el blog de Trini, querida; hay determinados hombres que carecen de un par de cojones para pegar al jefe. Así que pegan a la mujer, a los hijos, a los más indefensos. Otros no pegan, otros se expresan: estás fatal... eres tonta!! ¡que sabrás tú de ésto!.. . Quien agrede, quien insulta sin motivo, suele ser tan mediocre, tan inepto, que ésa es su única vía de escape: la agresión física o verbal. Todo agresor esconde un impotente mental y físico. Tipos duros de éstos, que a la primera hostia que les dan, se ponen a gemir como niños, existieron toda la vida.

Un abrazo inmenso gracias por contarlo
Helen - 06 de noviembre de 2006 - 19:19

Para empezar Gracias, por compartir un testimonio tan desgarrador, pero cierto. Mi madre lamentablemente pasó por algo similar, hemos crecido en cuna de mujeres, tal vez un poco a la defensiva, sólo no hay que dejarnos dañar, amor con dolor ya no es amor.

Lo mejor es que lo dejaste y aunque tardada la recuperación, se está logrando.

Y recuerda que la dignidad siempre nos va a identificar y la valentía nos va respaldar en los momentos más dolorosos de la vida.
La Chatte - 06 de noviembre de 2006 - 05:40

Tu relato es escalofriante. Gracias a Dios saliste viva y decidiste alejarte de ese ente, porque no merece ser llamado ser humano.

Estuve leyendo otros articulos de tu blog y me encanta tu sinceridad al escribir.
elisa - 05 de noviembre de 2006 - 16:24

esa historia me hizo recordar de los tiempos de mi infancia .... el momento cuando tube qe salvar la vida de mi madre ,porqe mi padre qeria matarla con un cuchllio.me puse delante de ella y mirando a mi padre a los ojos le dije:si quieres matarla , el cuchillio tendra qe pasar por mi cuerpo y despues en el cuerpo de mi madre.tenia 7 años....nunca olvidare aqel momento,me qedo gravado en mi mente y solo tenia..7 años.un beso corazon .
almena - 04 de noviembre de 2006 - 15:13

Está ese "nudo en la garganta" que se me ha puesto al leerte, Consal. Tu relato impacta en lo más profundo.
Mi desprecio más absoluto para semejantes alimañas.
Y mi abrazo, cálido y muy, muy cariñoso para ti.
MentesSueltas - 04 de noviembre de 2006 - 00:02

Un verdadero mal nacido... te dejo un cálido abrazo y mi solidaridad.

MentesSueltas
PURAVIDA - 03 de noviembre de 2006 - 09:38

Buenas, llegue de casualidad a este blog, a estas letras, a este post. Y la verdad me he quedado helada, desearía que estas cosas no sucedieran jamas, te admiro por tu coraje, y me alegro que hayas podido salir adelante.

Te deseo todo lo mejor..

Besos y Abrazos!
isabelbarcelo - 02 de noviembre de 2006 - 23:33

He quedado conmocionada al leer este testimonio tan íntimo y personal, tan duro. Al horror de la violencia se suma el hecho de que fuera una persona amada. Y a ese espanto, el laborioso trabajo de recuperarse y olvidar. Espero que las heridas invisibles se hayan curado. Creo que todos/as debemos agradecerte que hayas hecho el esfuerzo de contarlo a fin de que podamos comprender mejor a las mujeres maltratadas y pongamos coto a los maltratadores. Besos, querida amiga.
Paky - 01 de noviembre de 2006 - 18:30

Me he quedado sin palabras. Solo rencor! No entiendo como alguién puede hacer eso. Muchos abrazos y besos.
manuel h - 01 de noviembre de 2006 - 10:53

impresionante. No se puede añadir mucho a algo así, que nunca más te vuelvas a cruzar con una bestia así

besos
ideas - 01 de noviembre de 2006 - 02:24

Siempre hay situaciones en las que nos sentimos "descontroladas", en las que creemos que actuariamos asi, y cuando ocurren vemos que actuamos de otra manera..
un fuerte abrazo... y animo, guapetona
acus - 31 de octubre de 2006 - 11:14

Has escrito una parte de tu vida, demasiado íntima y triste. Y es más que seguro que nunca olvides esta experiencia (si quieres te dejo mi cerebro, que soy bastante olvidadizo, y a lo mejor funciona...). Incluso, tomando todos los helados del mundo, el dolor del recuerdo seguirá vigente (aunque si te tomas todos los helados del mundo, el primer dolor será el de estómago). Pero has demostrado un afán de superación, y un valor tremendo ante este feo suceso.
Admiro tu valor, al confiarnos tanto tus risas como tus lágrimas.
Un abrazo
miriam - 31 de octubre de 2006 - 10:12

Nena, no hay palabras para expresar lo que siento. He sido una mujer afortunada, no he pasado por una situación así, sin embargo, he conocido mujeres que viven inmersas en ese mundo cruel y no quieren salir, no sé si sea miedo, demasiado amor/necesidad por sus parejas o falta de amor a sí mismas. No voy a juzgarlas, por respeto y por nunca haber estado en sus zapatos. Solo quiero que sepas Tú y quienes lean mi comentario y estén o hayan pasado por una situación similar que: No están solas y nunca lo estarán. La lucha por una mejor vida y un mejor trato para la mujer es un trabajo de TODAS. Quien calla es cómplice, permite que la cadena del maltrato siga sin romperse y ayuda a que se haga más fuerte y frecuente.
Gracias por compartir tu experiencia.
Te dejo un enorme abrazo.
Glauca - 31 de octubre de 2006 - 09:40

No puedo llegar a comprender como seres humanos tengan un comportamiento que ni a las bestias alcanza!!!
Indudablemente se trata de mentes enfermas disfrazadas, lo peor es que no somos capaces de plantarles cara y desenmascararles!!

Bien por tí Consal, bien por esa valentía en lo que hiciste entonces, en lo que haces ahora al mostrar tu dolor!.

Amiga, te dejo un abrazo y un beso muy grandes, mucho!
Rafael - 31 de octubre de 2006 - 03:59

Eras tan joven...
¿Qué tipo de psicópata es capaz de hacer cosas así? ¿Qué clase de ser despreciable se siente con el derecho de torturar a otra persona?
En fin. Siento muchísimo que hayas tenido que pasar por un trago así, pero me alegra ver que eres capaz de hablar de ello, de que es algo que quedó atrás.
Todos somos personas, todos somos iguales. Pero hay gente que, la verdad, no vale nada. Como ese hombre.
Un beso y todo mi cariño.
fuzzy - 31 de octubre de 2006 - 03:40

Un abrazo fuerte, querida sal en los labios.

Tuve una amiga que sufrió malos tratos durante bastantes años... las secuelas.. hay están, pero hay que luchar por sonreir.

besos corazón.
aminuscula - 31 de octubre de 2006 - 03:28

Con sal, esto que cuentas solo es el final de una historia, que por su bestialidad resulta tan impactante. Pero si sólo hubiese sido esto, ya no te dolería tanto. Antes de la brutalidad evidente ya hubo mucho, hubo ese tipo de cosas que las mujeres somos dadas a perdonar o a no ver, por no estropear nuestro sueño del principe azul. Tú misma mencionas que algo ya sucedió unas semanas antes. Seguro que frasecitas como la que cuentas hubo para dar y tomar.
¿Por qué muchas mujeres siguen con su pareja después de la agresión? Porque ya no tienen 19 años, porque tienen hijos, porque no tienen trabajo, porque se les hace tan sumamente difícil construír un futuro, que consideran más fácil arreglar el presente. Como tú dices, están destruídas, se creen indignas...

Aunque no lo creas, tuviste suerte, puestos a sufrir una agresión, tus circunstancias fueron las más favorables para salir de ello.
Eso sí, el valor para hacerlo es mérito tuyo, porque hace falta mucho, mucho valor. Enhorabuena por tu presente.

Un beso
La hormiguita - 31 de octubre de 2006 - 01:16

Es un testimonio muy impactante. Su lectura me entristece al pensar cuánto has sufrido a causa de la sinrazón. Te envío mi admiración por esforzarte en edificar el presente.
Un gran beso
Trini - 31 de octubre de 2006 - 00:32

Me has hecho llorar al leerte.

Lo mejor es que fuiste de las que tras la agresión, cortó la relación, cosa que, desgraciadamente, no todas hacen. Lo peor que las heridas del rostro y del cuerpo, con el tiempo sanan, pero jamás se recupera la salud del alma.
Te envío un fuerte abrazo y muchos besos.

PD:Este post lo deberían de leer muchas mujeres.
Corazón... - 30 de octubre de 2006 - 22:51

Hola :)

Mi piel se ha erizado al leer, sinceramente me cuesta tanto creer que existan situaciones así, más sin embarno no juzgo ni siquiera me atrevo a opinar por que siento impotencia y dolor. Soy mujer y creo que nadíe merece ser tratado así.
Creo que al abrir tu corazón de ésta manera es señal de que has superado esa situación, yo deseo sinceramente que las huellas que ha dejado esa relacion sanen completamente y vuelvas a creer en el amor, en los hombres, en ti que sobre todas las cosas eres lo más importante :) y vales mucho.

Un abrazo y besos.

;o)
_millaray_ - 30 de octubre de 2006 - 20:27

Más que un comentario...mi cariño para ti.Sabes? me emociono muchísimo con este tipo de testimonio.
Escuché otra canción de esa cantante se llama "Ella".
Te sigo leyendo.
Un abrazo sin fronteras (no existen en esto)
Héroe de Leyenda - 30 de octubre de 2006 - 18:20

Para serte muy sincero... no sé porqué ponés "X%$"=X(" para nombrar una rata que merece ser llamado "HIJO DE RE MIL PUTAS"
¿Cómo se paga el dolor? No lo sé. Supongo que con el tiempo y mucho amor... Amor no va a faltarte y el tiempo... ya pasó y pasa.
Gracias por abrite tanto.
TE BESO Y TE ABRAZO

Sonia -

Sonia - 14 de noviembre de 2009 - 06:07

y cuánto hijo de la gran puta hay en este mundo. Irán al infierno algún día o simplemente morirán y punto?

yoh -

yoh... - 09 de marzo de 2009 - 16:57

que feo se siente eso!
ya a mi me esta pasando!!
pues me hiciste llorar porq se que es verdad!!.....
:'( se siente feo!!.... epero y me puedas responder y ayudarme!

Isabella -

Isabella - 13 de julio de 2008 - 04:05

Sabes, yo no llegue por casualidad. como muchos seres humanos soy una persona agredida y despuès de una fuerte dosis de maldiciones y malas palabras que recibì hace uno tantos minutos, pense en buscar en internet sobre la mujer agredida y encontrè lo que escribiste,
Sabes que te felicito porque tu si tienes coraje, yo no y no es por miedo no se que me pasa, tengo 20 años de oir que me dicen estupida, enferma (porque soy epileptica)lo que no es motivo para que trabaje y ayude en los gastos de mi hogar. Lo peor es que hasta en mi hijo veo signos de agresiòn, Y como no si es lo ùnico que ha visto siempre.

Nunca me ha pegado pero preferiria que lo hiciera y que me lastimara de manera que sea tan visible que tenga ir al hospital y la policia se de cuenta de lo que èl hace conmigo. Estoy tan cansada de esto ya no tengo ganas de seguir adelante,
Te felicito por que tù si vales mucho... chao

yessamyn -

yessamyn - 07 de julio de 2008 - 18:08

hola amia al empezar a leer se me estremecio el cuerpo sabes xk yo se k pasar por eso debe de ser muy horrible y cruel porque mi hermana tambien paso por eso pero ella nunca tubo el valor de dejarlo siempre que lo golpiaba ella lo perdonaba yo lo odiaba ami cuñado porque la maltrataba mucho ............ pero k tu fuistes muy valienete y desidida por k lo dejastes ya k esa clase de persona solo ase daño ala sosciedad sabes te admiro mucho espero que superes todoe se trauma ......... nunca lo perdones asi el venga a pedirtelo de rodillas nunca amia te deseo mucha suerte y ya veras k te ira bien bye .........yessamyn

Martha -

Martha - 24 de febrero de 2008 - 18:24

Me identifico contigo, y se lo que se siente y lo que "duele el alma" con cada golpe ...por que yo tambien lo vivi. Este hombre miserable se sento sobre mi estomago para que no me pudiera mover o defender y me daba muchos golpes en la cara y en la cabeza, fui a medicina legal y me dieron cuatro dias de incapacidad, pienso que hombres como este son cobardes y jamas se enfrentarìan asi a otro hombre.
Estoy de acuerdo con Maria, cualquier mujer ante el primer maltrato verbal o fisico deberia alejarse definitivamente de esa persona. En mi caso este hombre venia de un hogar donde el papa le pegaba a la mama cada que queria y a el se le grabo eso en la mente. Es el tipico costeño machista que no sabe hablar sino que todo lo soluciona con gritos y golpes

lobo -

lobo - 03 de diciembre de 2006 - 10:49

a mi novia le paso algo parecido, no se si estas casada o tienes pareja actual, pero para una persona que quiere tanto como la quiero a ella, te digo que cada lagrima de dolio en el alma, digo dolio, por que gracias al tiempo y a micho muacho amor la he podido ir sacando de ese abismo donde ella misma se decia puta por que el le decia que a donde fuera asi lo seria, tb es fuerte para la persona que ama, por que lo que estoy esperando es que el caiga en mis manos, aunque de nada serciria por que ya le hizo el daño, pero quiero que sienta en carne viva y colocarselo a ella de rodillas para que le haga lo que mejor le parezca, pero para ustedes las que lo han sufrido, dios con solo imaginarlo se me aguan los ojos, solo espero que consigas a alguien que juntos salgan adelante, dios te bendiga

santiago -

santiago - 22 de noviembre de 2006 - 19:36

Sinceramente me dejaste sin palabras mujer. Llegar del laburo pensando en los quilombos diarios, abrir tu blog y leer esto. Y ganas de decirte " te entiendo " o algo no sé, como volver a ese momento y poder consolar lo que otros consolaron ya. Pasaste un momento horroroso, ojalá que no se repita nunca, y que saques al menos algo...al menos, como para que no sea tan triste y desgarrador para vos.

Un beso y mucha suerte, disculpe la demora, hubo que releer, jeje :)

suerte!

Gota de agua -

gotadeagua - 14 de noviembre de 2006 - 23:30

Es increíble como una persona tan especial puede pasar una experiencia como esta... Gracias por abrir tu corazón y por confiar en mí para leerte, lo aprecio de verdad...
Noto que todavía cargas con esa coraza de la que hablas, ahora lo entiendo, pero evita vivir tu vida detrás de ella... date la oportunidad de creer y de confiar de nuevo... Te dejo con algo que escribí días atrás...

*****************************
Esperando su mensaje vivo,
esperando su mensaje intento,
esperando su mensaje duermo,
esperando ese mensaje espero,
que en una vieja botella
cual hija del mar violento,
que parío justo en mi orilla
por culpa de extraños vientos,
se asome sucinto el texto,
que me devuelva los sueños...

Mientras tanto vivo, intento
duermo
y espero... por cuanto tiempo?
*****************************

Piénsalo.
Un beso

Maria -

Maria - 15 de noviembre de 2006 - 19:10

Vaya mi cariño por delante de una pregunta que me surge al leerte: Estoy segura de que ese hijo de su madre presentó antes otros síntomas de su desequilibrio y que tú no hiciste caso a esos avisos, como la gran mayoría de mujeres maltratadas, debiste pensar que era celoso porque te quería, que con el tiempo cambiaría, que nadie es perfecto y todos merecemos una segunda oportunidad. Pero no hay que darle ninguna oportunidad a quien te agrede física, verbal o psicológicamente. ¿Por qué no le mandaste a paseo al primer comentario odioso, al primer grito, a la primera amenaza? No te culpo, ni mucho menos, tú no provocaste la agresión, pero él interpretó que podía hacerlo porque carecías de valor para plantarle cara.
Deseo que esta amarga experiencia te sirva para exigir de los demás todo el respeto que tú te mereces.
Un abrazo de otra maltratada.

juanola -

juanola - 15 de noviembre de 2006 - 15:21

Hay que ser muy valiente para no volver a mirar a la cara a un hijo de puta semejante.
La vida es para vivirla; para sufrirla hay otro tipo de desgracias naturales que vienen solas, no hay por qué aguantar a un maltratador.

Contarlo y afrontarlo seguro que te ayuda a ti y a otros/as tantos/as con este mismo problema.

Saludos

Mujer de papel -

Mujer de papel - 14 de noviembre de 2006 - 21:13

Con sal me impresionaste.
Muy doloroso, el momento y los años posteriores, y la coraza con la que seguramente se cuida tu alma desde ese momento en adelante.
Pero esa coraza tiene un tiempo, y comienza a pesar.
Despojate de ella, de a poquito, viendo con atencion que hay gente alrededor que mima las almas de las personas queridas.
Te dejo lo que me pediste para Amaltea, y para vos: gacriscba@hotmail.com

bohemia -

bohemia - 11 de noviembre de 2006 - 16:19

Wow, que fuerte, espero que todo poco a poco hayas logrado superar eso...Te mando abrazos y animos!

Teresa -

Teresa - 10 de noviembre de 2006 - 20:34

He llegado a tu blog por casualidad y me he quedado conmovida por tu sinceridad y por el daño psicológico que te pudo hacer ese malnacido, espero que el contarlo aquí te sirva de catarsis, y puedas ser feliz el resto de tu vida.
A mi el tema de la mujer siempre me ha tocado de cerca y precisamente el 23 de Noviembre inauguro una exposición en Loja, que tiene relación con el día de la mujer maltratada. Te pongo el porqué de este trabajo que me costó varios años.
Mientras tanto un abrazo y todo lo mejor para el resto de tu vida.



El motivo de este trabajo "Esencias de Mujer", son las noticias que a lo largo de varios años estamos oyendo en los diferentes medios de comunicación, acerca de mujeres maltratadas o asesinadas por sus maridos, compañeros, novios...

Con este trabajo yo quiero representar que hoy día aunque la mujer "aparentemente" ha conseguido acceder o conquistar puestos de trabajo que antes le estaban vedados, o entrar a formar parte del gobierno, o tener una independencia y una libertad de las que antes no gozaba, sin embargo la MUJER en el fondo, sigue prisionera de las ideas, estereotipos, creencias, falta de cultura, etc, de buena parte de una sociedad en la que todavía los hombres (a pesar de estar en el siglo XXI) siguen teniendo mayoría en los gobiernos, o en los puestos de responsabilidad de las empresas, o teniendo preferencia para trabajar incluso estando la mujer mejor preparada...

Por eso he escogido frascos de perfumes femeninos cuya lectura puede ser lujo pero también cárcel apenas perceptible por ser estos de cristal. Son objetos bellos pero no dejan de ser pequeñas y ¿cómodas? prisiones para la mujer. Para mí el encerrarlas en ellos viene a significar la dominación, la represión, o la coerción, que la mujer sigue sufriendo hoy día, aunque todo esto sea de una manera solapada, sutil, y disimulada y a veces teniendo aspecto lujoso y aparentemente casi invisible.

En estos frascos vemos mujeres (unas anónimas, otras conocidas) de diversas culturas y diferentes épocas de la historia. Unos representan distintas etapas de la vida de una mujer todas ellas muy significativas, y otros las diferentes consignas que a lo largo de su vida van conformando su actitud ante el mundo.

Este trabajo es un homenaje a todas ellas, en un intento de que tomemos conciencia de nuestro puesto en este planeta y de recordar a todos que somos la otra mitad de la población. TERESA

Hannah -

Hannah - 09 de noviembre de 2006 - 14:10

Poquito a poco me voy reincorporando a la actividad y vengo a agradecerte tu apoyo, cariño y ánimo. Me he encontgrado con tu corazón desgarrado y tu alma sufriente por los golpes de ese machismo brutal que se niega a desaparecer y embrutece y deshumaniza a hombres y a mujeres. Me gustaría tener una escritura balsámica para que al leerla tu, algo se mitigara de ese dolor... Todos y todas deberíamos asumir nuestra responsabilidad y alzar nuestras voces y nuestras fuerzas para acabar con esa lacra.
Un abrazo entrañable de comprensión y afecto.
Hannah

amaltea -

amaltea - 08 de noviembre de 2006 - 09:23

Tu ángel, el que siempre te acompaña, entonces también estuvo allí.

Helen -

Helen - 06 de noviembre de 2006 - 19:19

Para empezar Gracias, por compartir un testimonio tan desgarrador, pero cierto. Mi madre lamentablemente pasó por algo similar, hemos crecido en cuna de mujeres, tal vez un poco a la defensiva, sólo no hay que dejarnos dañar, amor con dolor ya no es amor.

Lo mejor es que lo dejaste y aunque tardada la recuperación, se está logrando.

Y recuerda que la dignidad siempre nos va a identificar y la valentía nos va respaldar en los momentos más dolorosos de la vida.

Azzura -

azzura - 06 de noviembre de 2006 - 23:46

Te quiero decir lo mismo que dije en el blog de Trini, querida; hay determinados hombres que carecen de un par de cojones para pegar al jefe. Así que pegan a la mujer, a los hijos, a los más indefensos. Otros no pegan, otros se expresan: estás fatal... eres tonta!! ¡que sabrás tú de ésto!.. . Quien agrede, quien insulta sin motivo, suele ser tan mediocre, tan inepto, que ésa es su única vía de escape: la agresión física o verbal. Todo agresor esconde un impotente mental y físico. Tipos duros de éstos, que a la primera hostia que les dan, se ponen a gemir como niños, existieron toda la vida.

Un abrazo inmenso gracias por contarlo

La Chatte -

La Chatte - 06 de noviembre de 2006 - 05:40

Tu relato es escalofriante. Gracias a Dios saliste viva y decidiste alejarte de ese ente, porque no merece ser llamado ser humano.

Estuve leyendo otros articulos de tu blog y me encanta tu sinceridad al escribir.

elisa -

elisa - 05 de noviembre de 2006 - 16:24

esa historia me hizo recordar de los tiempos de mi infancia .... el momento cuando tube qe salvar la vida de mi madre ,porqe mi padre qeria matarla con un cuchllio.me puse delante de ella y mirando a mi padre a los ojos le dije:si quieres matarla , el cuchillio tendra qe pasar por mi cuerpo y despues en el cuerpo de mi madre.tenia 7 años....nunca olvidare aqel momento,me qedo gravado en mi mente y solo tenia..7 años.un beso corazon .

Almena -

almena - 04 de noviembre de 2006 - 15:13

Está ese "nudo en la garganta" que se me ha puesto al leerte, Consal. Tu relato impacta en lo más profundo.
Mi desprecio más absoluto para semejantes alimañas.
Y mi abrazo, cálido y muy, muy cariñoso para ti.

Mentes Sueltas -

MentesSueltas - 04 de noviembre de 2006 - 00:02

Un verdadero mal nacido... te dejo un cálido abrazo y mi solidaridad.

MentesSueltas

PURA VIDA -

PURAVIDA - 03 de noviembre de 2006 - 09:38

Buenas, llegue de casualidad a este blog, a estas letras, a este post. Y la verdad me he quedado helada, desearía que estas cosas no sucedieran jamas, te admiro por tu coraje, y me alegro que hayas podido salir adelante.

Te deseo todo lo mejor..

Besos y Abrazos!

Isabel Barcelo -

isabelbarcelo - 02 de noviembre de 2006 - 23:33

He quedado conmocionada al leer este testimonio tan íntimo y personal, tan duro. Al horror de la violencia se suma el hecho de que fuera una persona amada. Y a ese espanto, el laborioso trabajo de recuperarse y olvidar. Espero que las heridas invisibles se hayan curado. Creo que todos/as debemos agradecerte que hayas hecho el esfuerzo de contarlo a fin de que podamos comprender mejor a las mujeres maltratadas y pongamos coto a los maltratadores. Besos, querida amiga.

Ideas -

ideas - 01 de noviembre de 2006 - 02:24

Siempre hay situaciones en las que nos sentimos "descontroladas", en las que creemos que actuariamos asi, y cuando ocurren vemos que actuamos de otra manera..
un fuerte abrazo... y animo, guapetona

Paky -

Paky - 01 de noviembre de 2006 - 18:30

Me he quedado sin palabras. Solo rencor! No entiendo como alguién puede hacer eso. Muchos abrazos y besos.

manuel h -

manuel h - 01 de noviembre de 2006 - 10:53

impresionante. No se puede añadir mucho a algo así, que nunca más te vuelvas a cruzar con una bestia así

besos

Glauca -

Glauca - 31 de octubre de 2006 - 09:40

No puedo llegar a comprender como seres humanos tengan un comportamiento que ni a las bestias alcanza!!!
Indudablemente se trata de mentes enfermas disfrazadas, lo peor es que no somos capaces de plantarles cara y desenmascararles!!

Bien por tí Consal, bien por esa valentía en lo que hiciste entonces, en lo que haces ahora al mostrar tu dolor!.

Amiga, te dejo un abrazo y un beso muy grandes, mucho!

Acus -

acus - 31 de octubre de 2006 - 11:14

Has escrito una parte de tu vida, demasiado íntima y triste. Y es más que seguro que nunca olvides esta experiencia (si quieres te dejo mi cerebro, que soy bastante olvidadizo, y a lo mejor funciona...). Incluso, tomando todos los helados del mundo, el dolor del recuerdo seguirá vigente (aunque si te tomas todos los helados del mundo, el primer dolor será el de estómago). Pero has demostrado un afán de superación, y un valor tremendo ante este feo suceso.
Admiro tu valor, al confiarnos tanto tus risas como tus lágrimas.
Un abrazo

Miriam -

miriam - 31 de octubre de 2006 - 10:12

Nena, no hay palabras para expresar lo que siento. He sido una mujer afortunada, no he pasado por una situación así, sin embargo, he conocido mujeres que viven inmersas en ese mundo cruel y no quieren salir, no sé si sea miedo, demasiado amor/necesidad por sus parejas o falta de amor a sí mismas. No voy a juzgarlas, por respeto y por nunca haber estado en sus zapatos. Solo quiero que sepas Tú y quienes lean mi comentario y estén o hayan pasado por una situación similar que: No están solas y nunca lo estarán. La lucha por una mejor vida y un mejor trato para la mujer es un trabajo de TODAS. Quien calla es cómplice, permite que la cadena del maltrato siga sin romperse y ayuda a que se haga más fuerte y frecuente.
Gracias por compartir tu experiencia.
Te dejo un enorme abrazo.

Rafael -

Rafael - 31 de octubre de 2006 - 03:59

Eras tan joven...
¿Qué tipo de psicópata es capaz de hacer cosas así? ¿Qué clase de ser despreciable se siente con el derecho de torturar a otra persona?
En fin. Siento muchísimo que hayas tenido que pasar por un trago así, pero me alegra ver que eres capaz de hablar de ello, de que es algo que quedó atrás.
Todos somos personas, todos somos iguales. Pero hay gente que, la verdad, no vale nada. Como ese hombre.
Un beso y todo mi cariño.

Fuzzy -

fuzzy - 31 de octubre de 2006 - 03:40

Un abrazo fuerte, querida sal en los labios.

Tuve una amiga que sufrió malos tratos durante bastantes años... las secuelas.. hay están, pero hay que luchar por sonreir.

besos corazón.

aminuscula -

aminuscula - 31 de octubre de 2006 - 03:28

Con sal, esto que cuentas solo es el final de una historia, que por su bestialidad resulta tan impactante. Pero si sólo hubiese sido esto, ya no te dolería tanto. Antes de la brutalidad evidente ya hubo mucho, hubo ese tipo de cosas que las mujeres somos dadas a perdonar o a no ver, por no estropear nuestro sueño del principe azul. Tú misma mencionas que algo ya sucedió unas semanas antes. Seguro que frasecitas como la que cuentas hubo para dar y tomar.
¿Por qué muchas mujeres siguen con su pareja después de la agresión? Porque ya no tienen 19 años, porque tienen hijos, porque no tienen trabajo, porque se les hace tan sumamente difícil construír un futuro, que consideran más fácil arreglar el presente. Como tú dices, están destruídas, se creen indignas...

Aunque no lo creas, tuviste suerte, puestos a sufrir una agresión, tus circunstancias fueron las más favorables para salir de ello.
Eso sí, el valor para hacerlo es mérito tuyo, porque hace falta mucho, mucho valor. Enhorabuena por tu presente.

Un beso

Corazón -

Corazón... - 30 de octubre de 2006 - 22:51

Hola :)

Mi piel se ha erizado al leer, sinceramente me cuesta tanto creer que existan situaciones así, más sin embarno no juzgo ni siquiera me atrevo a opinar por que siento impotencia y dolor. Soy mujer y creo que nadíe merece ser tratado así.
Creo que al abrir tu corazón de ésta manera es señal de que has superado esa situación, yo deseo sinceramente que las huellas que ha dejado esa relacion sanen completamente y vuelvas a creer en el amor, en los hombres, en ti que sobre todas las cosas eres lo más importante :) y vales mucho.

Un abrazo y besos.

;o)

La Hormiguita -

La hormiguita - 31 de octubre de 2006 - 01:16

Es un testimonio muy impactante. Su lectura me entristece al pensar cuánto has sufrido a causa de la sinrazón. Te envío mi admiración por esforzarte en edificar el presente.
Un gran beso

Trini -

Trini - 31 de octubre de 2006 - 00:32

Me has hecho llorar al leerte.

Lo mejor es que fuiste de las que tras la agresión, cortó la relación, cosa que, desgraciadamente, no todas hacen. Lo peor que las heridas del rostro y del cuerpo, con el tiempo sanan, pero jamás se recupera la salud del alma.
Te envío un fuerte abrazo y muchos besos.

PD:Este post lo deberían de leer muchas mujeres.

Millaray -

_millaray_ - 30 de octubre de 2006 - 20:27

Más que un comentario...mi cariño para ti.Sabes? me emociono muchísimo con este tipo de testimonio.
Escuché otra canción de esa cantante se llama "Ella".
Te sigo leyendo.
Un abrazo sin fronteras (no existen en esto)

Heroe de Leyenda -

Héroe de Leyenda - 30 de octubre de 2006 - 18:20

Para serte muy sincero... no sé porqué ponés "X%$"=X(" para nombrar una rata que merece ser llamado "HIJO DE RE MIL PUTAS"
¿Cómo se paga el dolor? No lo sé. Supongo que con el tiempo y mucho amor... Amor no va a faltarte y el tiempo... ya pasó y pasa.
Gracias por abrite tanto.
TE BESO Y TE ABRAZO
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres