Blogia
Con Sal en los Labios

ESL -Enseñanza del Inglés como segunda lengua- “Educación y Aprendizaje”

El sábado pasado mientras estaba en una librería (fascinada por el ambiente rodeado de libros), me puse a analizar algo después de escuchar el comentario que me dio el vendedor como respuesta a mi pregunta:

-Disculpe tiene este libro en su versión en Inglés? (Yo)

-No, para qué si la gente no lo compra, incluso los que hablan Inglés, lo prefieren en español! (El)

-Pero cómo no van a tener una sóla copia en Inglés, si al fin y al cabo el escritor es Norteamericano y no habla español, entonces con la traducción, por más buena que sea, se pierde mucho de lo que quería transmitir? (Yo)

-Ah, pero bueno, yo de eso no sé nada, pero el libro solamente se trae en Español, si desea lo puede mandar a traer en Inglés pero tiene cargo adicional y tarde un poco en llegar! (El)

- ........................................ (Yo)

No sé si lo mandaré a traer, talvéz tarde más de 15 días...

Cuando pasó esto no pude evitar pensar en lo poco que se le enseña a la gente cuando aprende, no se le enseña a ir más allá.  Y en lo poco que se le inculca a la gente el hábito de la lectura, del conocimiento, (incluso no tienen esa delicadeza para contratar a quienes se supone deberían saber de libros, al menos lo básico -porque los venden-), y en lo poco que a la gente que aprende un idioma, le interesa el idioma más allá que aprenderlo para el trabajo, u otros negocios o conversaciones; pero sin caer en la trascendencia de todo lo que por medio de un libro podemos aprender, de una cultura, de todo...

Recuerdo bien cuando estudiaba en la universidad, todos los mecanismos que nos enseñaban a los futuros educadores, para “enseñar”. Recuerdo los métodos de aprendizaje, los libros, las técnicas especiales, los métodos de evaluación; todo… Pero se olvidaban siempre de enseñar lo más importante, enseñarle al estudiante a no depender de la educación formal, de no limitarse a lo que le dicen o a lo que dicen los libros, de inculcar el deseo de “ir más allá”, para aprender más, y no quedarse en la mediocridad del que solamente aprendió lo que le enseñó el libro. Algunas de mis compañeras nunca escuchaban a mis profesores o profesoras, cuando justamente nos enseñaban más. Cuando un profesor se coloca frente a un grupo, ya sea de chicos o de adultos, y con ese temblorcillo que se siente en el pecho comienza una nueva clase de un nuevo curso, -el primer día- no importa cuanto tiempo ha hecho lo mismo, cada vez es igual, se siente lo mismo, sólo que más refinado. Si antes en los primeros cursos impartidos sintió al finalizar la clase que se le olvidó algo importantísimo, para futuros comienzos de curso lo tendrá mucho más presente… Así se mejora como profesor y al mismo tiempo mejora su clase. Pero además de enseñar lo que dictan los libros, cuando el profesor saca tiempo y comenta a sus alumnos sus vivencias, sus experiencias en el campo en el que se desenvuelve, e incluso en su vida misma (sin caer en el campo personal claro está), le está regalando de la manera más voluntariosa, lo mejor a sus alumnos: esa experiencia que no te dan los libros, ni los mismos profesores, sino que te da la vida, y todo lo que en ella interfiere.

Cuando nos movemos en un mundo casi dominado por el idioma Inglés, por medio de las películas, las canciones, los programas de cómputo, etc… Definitivamente es un “plus” conocer el idioma. Cuando nos movemos en un mundo en el que incluso si eres un profesional muy bueno en tu campo, te ves relegado, desplazado por alguien que al igual que tú es bueno en tu campo, pero que “además” habla bien el Inglés, es definitivamente un “plus” conocer y manejar el idioma.

Ahora, de qué se trata en realidad el aprender otro idioma? De superación profesional, de ganar más dinero y obtener mejores puestos? O de nutrirse culturalmente? Creo que se trata más de lo segundo que de lo primero, para los que realmente “gustan” aprender, pero lamentablemente la mayoría de la gente aprende nuevos idiomas, solamente para “alcanzar metas” que generalmente nunca involucran crecimiento personal. Si bien obtener un mejor trabajo te da crecimiento económico, no precisamente ese crecimiento te va a ayudar a crecer interiormente. Me llama mucho la atención que en los cursos y programas de enseñanza del inglés, se preocupan mucho por la gramática, la fonética, y por que “practiques” hablando, conversando, y te evalúan para ver si aprendes… Pero, y qué pasó con lo esencial, con aquel conocimiento que te da en un grupo de palabras mucho más que una clase magistral? La lectura? Qué es la lectura? Es nutrirse, es aprender, es generar puntos de vista diferentes, es entrar en el conocimiento de nuevas palabras, de nuevos significados… Por medio de la literatura tan variada que existe en el mundo, desde libros de historia, novelas literarias, poesía, revistas, e incluso libros basados en los guiones de las películas, la gente se ve sumergida en mundos maravillosos, que a muchos profesores parece habérseles olvidado. La literatura, ese mundo maravilloso que nos abre las puertas por medio de las páginas de un libro, tras otro… Se les ha escapado de las manos a tantos, que creen que ir a clase y “aprender” ya es suficiente. No quiero decir para nada que un profesor no enseñe, jamás diría semejante blasfemia. Pero lo que sí es cierto, es que para “aprender” bien, hay que ir más allá; y ya que a muchos se les olvida al menos mencionarles a sus estudiantes, que por medio de la lectura mejoran lo que aprenden, y aprenden mucho más; sería muy bueno que se inculcara nuevamente ese hábito de leer, no solamente en nuestro idioma (que en lo personal considero el más bello del mundo), sino en los idiomas que queramos aprender, para relacionarnos con más cosas que la simple gramática, para mezclarnos un poco con una cultura, diferente a la nuestra.

Entonces, hago la pregunta: Hasta dónde nos enseñan en la universidad, y hasta dónde creemos que el simple hecho de pagar matrícula y asistir a clases es "Aprender"? Hasta donde los estudiantes de ahora, (y los de antes), se conforman con lo que está incluído en el programa del curso, y hasta dónde quieren escudriñar más a fondo para ser amplios conocedores. Y hasta dónde los profesionales en educación se limitan a enseñar lo que dice el programa de estudios, y hasta dónde cruzan ese límite, y llevan al estudiante a no depender solamente de eso, sino a querer descubrir más, a ser más? El docente no es el responsable -del todo-,  de lo que aprenda o no el alumno, pero sí tiene mucha influencia. Y es justamente eso lo que se ha perdido, el influir favorablemente, demostrando que el mundo de un idioma es más que simplemente hablarlo o entenderlo, es una cultura.

Es imposible, al menos para mí, comprender, incluso en estos tiempos, cómo es que existe gente a la que ni le interesa leer… Y cómo muchas veces nos conformamos con tan poco, existiendo tanto…

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

ideas -

Quiza nos estemos enseñando comodos, quiza nuestras inquietudes vayan por otros derroteros o no las tengamos...

fuzzy -

El hombre creo que busca en si el conocimiento, pero andamos perdidos y confundidos.

(Yo solamente he leído un libro en ingles.... cinderella).

Un beso.

Nicolás -

toda la pedagogía del mundo, todas las teorías que se puedan pensar y enseñar sobre cómo aprender mejor, cómo enseñar mejor... todo se queda en nada, si no hay interés. Por eso el profesor, lo primero que debería hacer, lo único quizás, es: crear in-te-rés. Naturlalmente, también es lo más difícil de conseguir. Si el alumno tiene interés, por un camino o por otro siempre aprenderá. Si no tiene interés, no importa que se utilice esta metodología o la otra, el alumno se pasará las clases en las nubes, pensando en otra cosa.

Quien tiene interés, siempre aprende, en la universidad o fuera de la universidad, materias académicas o "la vida misma". Quien no tiene interés, simplemente se dedica a vegetar.

GUADALUPE -

Hay una cosa que no se enseña en las universidades ni se adquiere en ningun curso especial, se llama INICIATIVA, esa que hace que siempre queramos \"ir mas alla\" esa que nos dicta que aun tenemos mucho por aprender y esa que nos da la posibilidad de expandir nuestras fronteras del conocimiento.
En cada ocupacion o profesion siempre se encontrará gente con iniciativa y gente sin ella, asi de simple.
BESO IMAGINATIVO

Una mirada... -

Quizás el hábito lector -que exige tiempo, parsimonia y quietud física- choca con el apresuramientoo contínuo de los nuevos tiempos; tal vez se trate de eso: De la prisa, que todo lo avasalla, aunque quienes aman la dicha de disfrutar de esos tesoros de papel son capaces de hallar siempre el momento adecuado para enriquecerse con el mensaje de cada página.

Ciertamente, no todas las personas que trabajan en una librería son expertas en literatura, sobre todo, si se han incorporado a la labor recientemete. Tiempo al tiempo. Al final, la magia se expande, aunque no se tengan ejemplares en el idioma original, porque, como dice Maldito Duende, se necesitaría un espacio desproporcionado para poder atender todas las necesidades.
Saludos.

Roberto Zucco -

Sagaz y hermoso esto que has escrito.
Y, por cierto, pongo cuidado en mi post sobre Dios. En tu honor.

Maldito Duende -

Pero no hay malentendido ni enojo, al contrario... me sirvió para hacer catarsis....
BESOS LIBREROS

Con Sal en los Labios -

Ay, ando chocha... La del comentario anterior soy yo... Olvidé poner los datos... :)

Anónimo -

Ay qué horrible, no lo dije por eso... :(
Tienes toda la razón en eso, y comparto cada punto, sobre todo el del conocimiento de cada autor (sería imposible) y por no conocer a algunos o a muchos no se debe menosprecial a alguien, jamás, si todos aprendemos en el camino. Y obviamente no se pueden tener todos los libros en cada idioma al que se han traducido.
Pero, aquí lo mencioné porque esta librería es un poco más "fashion" como dirían por ahí, especializada en libros en idiomas que uno ni conoces, en autores que uno ni ha oído mencionar, y "vende" imagen de gran experiencia y prestigio, y en ese caso podrían contratar a un vendedor que te atienda más sutilmente. El desconocimiento no es un pecado, pero decirle a un cliente "Ah, pero bueno, yo de eso no sé nada, pero el libro solamente se trae en Español"... deja mucha delciadeza y cultura por desear...

En fin, ese fue el inico, y eso de que "el libro no se trae en Inglés porque la gente no lo compra", fue el inico de mi "análisis" y el motivo del post...

Lo siento... aclaro por si las dudas...

Un abrazo querido Duende...

Maldito Duende -

Sabes qué pasa en relación a la gente que trabaja en librerías, es que por no saber no se le puede negar la posibilidad de aprender. Hace un año que trabajo en el rubro, vendo libros, y sabía la octava parte de lo que sé ahora y lo que sé en relación a lo que existe dentro de una librería es NADA. No justifico la respuesta del vendedor, pero en nuestro caso sería imposible tener la versión en su idioma original de cada título, no sólo eso, muchísimos títulos se han traducido a mínimo 5 idiomas. No hay espacio físico en ningún local para tener cada uno de esos ejemplares. Para eso están las librerías especializadas que, por ejemplo, venden sólo libros en inglés.
Sino se le da la posibilidad de aprender a la gente, entonces caemos en el problema que tenemos acá. En los avisos de empleo piden gente de 18 a 23 años con experiencia y eso no existe y además una persona que entiende de libros en un momento, al iniciarse, no sabía absolutamente nada. Todos los días lucho con gente que tal vez porque no conozco al único autor que ellos conocen, me basurean. Me han llegado a decir que porque no leí a Bukowsky estaba fuera del mundo, ahora... a esa persona cuando le pregunté por Cortázar, Borges o Saramago, no sabía de quien le hablaba.... el mundo no se limita solamente al autor que uno conoce.
Bueno hice catarsis, te dejo un beso
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres