Blogia
Con Sal en los Labios

Sobre el trabajo y los trabajadores (I parte).

Soy exigente, directa, honesta, y perfeccionista; lo reconozco, ese conjunto es quizá uno de mis peores defectos...

Pero es que en ciertas cosas, al abarcar ciertos tópicos no puedo evitarlo. Sucede. No puedo por más que lo intente ser mediocre; y quizá no sea la persona, la trabajadora, la amiga, etc. más ejemplar que exista, pero en lo que cabe, intento hacerlo todo siempre de la mejor manera, y esa es, entregando lo mejor de mí. Porque cuando uno es dueño de su vida, de sus acciones, y responsable de las consecuencias, no podría jamás elegir lo peor.

Uno debe aprender a ser un poco selectivo en la vida, en todos los aspectos, y yo lo soy, desde los zapatos que me pongo, hasta los que considero amigos, pero sobre todo en mi trabajo. No puedo ser mediocre, y creo que nunca podré serlo; no tengo la necesidad de serlo para emparejar con los demás, guste o no guste a los que sí lo son, si estoy sentada en un escritorio para trabajar bien, eso es lo que hago, nada más.

Por eso, me cuesta tanto -algunas veces-, encontrar la lógica a algunas actitudes laborales, y sobre todo a la forma de actuar de alguna gente... El trabajo, más allá de ser una forma de encontrar la remuneración económica a nuestro tiempo, es una forma de desarrollarnos como personas y dar lo mejor, para demostrar lo que somos. O al menos, así lo veo yo.

Como escribió el gran Mario Benedetti en este poema:     "La  gente  que  me  gusta"

Me gusta la gente que vibra, que no hay que empujarla, que no hay que decirle que haga las cosas, sino que sabe lo que hay que hacer y lo hace...

Me gusta la gente con capacidad para medir las consecuencias de sus acciones, la gente que no deja las soluciones al azar. 

 Me gusta la gente justa con su gente y consigo misma, pero que no pierda de vista que somos humanos y nos podemos equivocar.

Me gusta la gente que piensa que el trabajo en equipo entre amigos produce más que los caóticos esfuerzos individuales.

Me gusta la gente que sabe la importancia de la alegría.

Me gusta la gente sincera y franca, capaz de oponerse con argumentos serenos y razonables a las decisiones de un jefe.

Me gusta la gente de criterio, la que no traga entero, la que no se avergüenza de reconocer que no sabe algo o que se equivocó.

Me gusta la gente que, al aceptar sus errores, se esfuerza genuinamente por no volver a cometerlos.

Me gusta la gente capaz de criticarme constructivamente y de frente, a éstos les llamo mis amigos.

Me gusta la gente fiel y persistente, que no desfallece cuando de alcanzar objetivos e ideas se trata.

Me gusta la gente que trabaja por resultados. Con gente como ésa, me comprometo a lo que sea, ya que con haber tenido esa gente a mi lado me doy por bien retribuido.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

13 comentarios

glauca -

Qué dificil es pertenecer a ese tipo de gentes que enumera Benedetti qué descansado trabajo el lograrlo.

Me encanta Benedetti.
Besos cielo.

manuel h -

también creo en la importancia de hacer bien lo que tengamos entre manos, sobre todo cuando lo hacemos con gente a nuestro alrededor que cuenta con ello. ¡y cómo no coincidir con el poeta!
besos

azzura -

Lo siento! el comentario anónimo es mío;)

Anónimo -

Gracias por acercarte a mí y descubrirme tu blog.. me parece sumamente interesante yy.. bueno! que llevo un rato por aquí y estoy disfrutando leyendo..
Te dejo un abrazo enorme y un deseo; que tengas un fin de semana fantástico;;))

Juanon -

Hola amiga:
Totalmente de acuerdo contigo, si no pones corazon en lo que haces desde luego creo que no merece la pena hacerlo.
Muy buen blog. Un Saludo

Maura_ -

Un excelente post y con Benedetti te pasas un 10.

Paky -

Oh! Me encanta como escribe Benedetti. He encontrado tu blog por un comentario tuyo en otro, y lo encuentro fantástico. Hasta pronto,

arcanaxio -

Hola, aveces puedo parecer a mis amigos, compañeros, colegas exigente y fastidiosilla pero mi ganas de ser perfeccionista me lleva a ello, a mejorar y ser cada dia mejor algo que me aterra es ser mediocre ..
Besos
Namastè

ViudadeTantamount -

Totalmente de acuerdo.

Soy incapaz de separar a rajatabla trabajo y personalidad, como areas distintas.

Sé que trabajo cómo soy y que es psicología la que crea la economía.


Y me parece importante querer ser el mejor, no de una manera arribista, sino desde la honestidad....pq en nuestro tiempo, la crisis de materias primas comienza por la falta de talento.


Trini -

Como a Benedetti, a mi tambien me gusta ese tipo de gente.
Si un trabajo lo haces mal o a desgana se multiplica. Más vale trabajar una vez bien que trabajar a desgana una y varias veces mal para acabar dejando todo a medias.

Besos muchos

Lis -

El gran Benadetti enumera perfectamente esos tipos de gente. A mí también me gustan

ideas -

unos viven para trabajar.. otros trabajan para vivir..

Hannah -

¡Vaya, coincido contigo y con Benedetti!

Un abrazo entrañable

Hannah
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres